jueves, 13 de marzo de 2014

Y el DRON llegó como todo: Sin legislación clara para el usuario

Antes de nada una pequeña introducción para que se entienda que me lleva a escribir esta opinión.
 
Parece ser, que los productos llegan al mercado y por tanto a manos de sus usuarios sin antes existir una legislación clara que contemple todo lo relacionado con su uso o incluso su posesión. Solamente cuando ya existen miles/millones de usuarios se crean las leyes al respecto y si no existen, pues simplemente se ponen multas y listo. Eso sí, cuando ya se ha implantado la necesidad, cuando la gente ya es tecno-dependiente, cuando ya no hay "marcha atrás" posible.
 
Pongamos por caso los GPS (Sistemas de Posicionamiento Global). Primero lo compran millones de usuarios y posteriormente se prohíbe su manipulación en el vehículo. ¿No habría que informar antes? ¿No sería conveniente que en el momento de su adquisición se facilitase también la normativa correspondiente? Ahora sí, ahora se "ADVIERTE", pero primero no se hizo nada.
 
Y ¿Qué sucede con los teléfonos móviles? Otro tanto de lo mismo. Primero te lo compras, y luego cuando nos parece que es un peligro para el tráfico pues te multamos como lo uses.
 
¡Ojo! que veo muy bien que ninguno de estos aparatos se "manipule" durante la conducción, por los peligros que ello conlleva, algo que veo constantemente en la carretera. No van por ahí los tiros, van por dejar las cosas claras antes de poner estos aparatos en manos de los usuarios.
 
¡ HAY QUE APLICAR LA PREVENCIÓN  ANTES DE CREAR LA NECESIDAD, NORMATIVA ANTES DE QUE EL PRODUCTO LLEGUE AL MERCADO, INFORMAR AL USUARIO!
 
¡Sí, lo he dicho gritando! Pero es inevitable.
 
Pues bien, ahora llegan los DRONES. Cualquiera puede ir a la tienda y comprarse uno o si te gusta el tema, fabricártelo tu mismo.
 
Los problemas (entre otros) que yo veo son los siguientes:
 
  1. ¿No sería preciso disponer de un permiso o licencia para pilotar uno de estos "juguetes"?
  2. ¿No sería conveniente disponer de un "SEGURO" contra posibles accidentes?
  3. ¿No será necesario que exista una normativa que deje claro en qué zonas se pueden volar, cual es la edad mínima necesaria, cuales son los límites de distancia, altitud, etc.?
  4. ¿Si llevan cámara de foto/video, qué sucede con la privacidad de las personas?
  5. ... y de existir todo esto ¿Quién lo sabe?
 
Imaginad por un momento que alguna de estas noticias fuera cierta:
 
  • Un DRON se queda sin batería y se estrella contra la luna delantera de un conductor que iba a 120Km/h por la autovía o a 30Km/h por la transitada calle principal de una gran ciudad.
  • Una persona está disfrutando de un placentero sueño en su casa, cuando de repente un DRON choca contra su ventana.
  • Un DRON se estrella contra un niño que jugaba en la calle con sus amigos.
  • Un ciudadano, al ver que un DRON se encontraba enfocando con su cámara hacia el interior de su vivienda (concretamente la habitación de su hija pequeña), consigue golpearlo con el palo de la escoba y provoca su caída en picado, lo cual a su vez también provoca ciertos daños en la vía pública. Suerte que no pasaban peatones en ese momento. 
  • Se filtra el nuevo diseño de un "Producto A", antes de llegar al mercado. Al parecer un DRON consiguió imágenes del mismo, grabando desde el exterior de una de las ventanas de la empresa.
  • La cuestión es: si está prohibido colocar una cámara de vigilancia enfocando a la vía pública, ¿no debiera estarlo que un DRON con cámara, sobrevuele nuestras cabezas o nuestras casas? Y, en todo caso ¿Dónde queda nuestra privacidad?
Una cosa es que lo utilicen los cuerpos de seguridad del estado en determinadas circunstancias y como herramienta de apoyo y, otra muy distinta es que cualquiera pueda hacerlo. Con el tiempo, es más que probable que empecemos a escuchar problemas de este tipo. Eso sí, primero que la gente se compre los DRONES, luego ya "si eso" veremos lo que hacemos.
 
MI CONCLUSIÓN: Normativa, Licencia y Seguro contra daños, todo ello específico para los DRONES y similares e informando al usuario antes de su adquisición, ... ah sí y raciocinio de ser humano.