viernes, 3 de julio de 2009

VENDO PUNTOS

Así de claro es el mensaje que parece estar llegando, tanto del lado del bien, como del lado del mal.

Esto es increíble. Si hace unos días a algunos conductores se nos premiaba con dos puntos extras por portarnos bien, como si estuviéramos jugando a los "pinballs" y nos ganásemos una bolita extra -lo cual siempre es de agradecer-, otros ya los han perdido todos, y es que al igual que en las mencionadas maquinitas, si quieres más bolas a "meter otra moneda".

Es así de claro, algunos conductores no necesitan sus puntos, otros lo que necesitan es dinero y, de los unos y los otros, aquellos que perdieron sus puntos obtienen sus bolas extras a cambio de "lereles ó euros".

Personalmente me queda cierta "mala sensación". Uno se da cuenta de que el sistema de puntos al final está íntimamente ligado con el dinero y, parece ser, que el mensaje que está llegando a la población es el siguiente:

"No se preocupe si no le quedan puntos, puede comprárselos -aunque sea ilegal- a un conductor que no los necesite, ó pagar un cursillo y conseguir nuevos y fresquitos puntos".

Señores, ¿Cuál es la diferencia entre los puntos del carnet de conducir y las bolas extra de la máquina de pinball?

La conclusión final es que tener puntos es cuestión de dinero. En fin, seguiremos caminando como viene siendo habitual ¿mirando para otro lado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario